Vivimos una evolución digital constante, donde prácticamente todos los sectores la han sufrido y de la que ya no hay vuelta atrás. Empresas a las que adorábamos como tótems omniscientes, inamovibles e indestructibles ha resultado que no eran esas deidades inmunes a la feroz competencia de la evolución.

Sirva de ejemplo que hace diez años, la portada de la prestigiosa revista Forbes, estaba dedicada a Nokia y rezaba; “Nokia, 1.000 millones de clientes, ¿Quién se atreve con el gigante de la telefonía?”. Diez años después, el calvario de Nokia y su perdida de cuota de mercado hasta el ostracismo es algo que todos conocemos. En apenas una década pasaron de una cuota de mercado del 41% a solo el 0,4% en el pasado 2017. Su CEO, Stephen Elop, definió el declive de Nokia en la siguiente frase “No hicimos nada mal pero perdimos”. Diez años después podríamos pensar que no fueron lo suficientemente ágiles a la hora de pasar del Cell Phone al Smart Phone, que es lo que demandaba y demanda el mercado global.

Para nosotros el cambio que se avecina es del Real Estate al Digital Real Estate. Nuestro negocio, el inmobiliario, no será una excepción. Hace quince años y con el escepticismo de muchos aparecía en España la web Idealista, hoy ya a nadie se le ocurre comprar o vender una casa en España sin pasar antes por Idealista, Fotocasa o similares, aunque sea sólo para tomar el pulso del mercado y tener comparables de precios. Tal es el éxito de esta digitalización inmobiliaria que ya contamos con más de cuarenta portales inmobiliarios, “Market Place” o “Peer to Peer” en el mapa español de las Proptech y con casi doscientas empresas tecnológicas dedicadas a diferentes áreas del sector inmobiliario, cifra que aumenta mes a mes.

¿Pero, qué son las Proptech? Son las nuevas empresas digitales o Startups que con su componente tecnológico y su visión digital disruptiva están transformando el negocio inmobiliario.

¿Pero, qué son las Proptech? Son las nuevas empresas digitales o Startups que con su componente tecnológico y su visión digital disruptiva están transformando el negocio inmobiliario. Este nuevo universo o ecosistema da cabida a numerosas empresas o proyectos, que con su nuevo enfoque del negocio están transformando el sector inmobiliario. Actividades como la compraventa, inversión, comercialización, gestión de activos inmobiliarios, análisis de datos “Big Data” o financiación, prácticamente cada uno de los subsectores o especializaciones del Real Estate, tienen o tendrán su propia versión 2.0 o modelo Proptech.

La evolución del sector inmobiliario, no se reduce a los conocidos y ya comentados portales inmobiliarios de compraventa, a día de hoy y desde la comodidad de nuestro sofá podemos obtener una valoración de nuestra casa, venderla, visitar una nueva propiedad con realidad virtual como si estuviéramos dentro de la casa, incluso antes de que esta esté acabada, obviamente podemos comprarla, podemos seguir la evolución a tiempo real dela construcción y elegir los acabados mediante la realidad aumentada. Todo el ciclo inmobiliario de una compraventa está ya disponible en el ecosistema Proptech, donde incluso se pueden pagar casas con Bitcoins o demás criptomonedas.

del real estate al digital real estate icrowdhouse 1024x666

Estas pequeñas y disruptivas nuevas empresas, necesitan coexistir y crecer de la mano de los grandes gigantes del sector.

Pero las Proptech, no solo viven por y para el usuario particular finalista, sino que día a día se están expandiendo y sofisticando más accediendo al todos los targets del sector.

Los inversores inmobiliarios particulares también tienen su cabida en este nuevo mercado, hay plataformas que permiten mediante el “Crowfunding” o financiación colectiva que cualquier ciudadano pueda acceder a un mercado hasta ahora exclusivo y restringido a los grandes patrimonios.

Los inversores profesionales, como los Fondos de Inversión, Socimis, Aseguradoras… tienen en las Proptech una excelente oportunidad de aumentar el valor de sus activos y el atractivo para sus inquilinos, desde el análisis de datos hasta experiencias tractoras con proyectos novedosos como las taquillas Citibox que sirven para mejorar la experiencia de compra online dejando tus compras en tu mismo edificio sin depender de terceros. Son muchos los grandes propietarios que ya las están instalando en sus edificios, ofreciendo así a sus inquilinos un valor añadido a la experiencia como usuarios.

Gracias a todos estos cambios y a una evolución constante, la transformación digital de un mercado tradicional como el inmobiliario, ya es una realidad. La aplicación de la tecnología por parte de las Proptech en este sector está ofreciendo respuestas en un menor tiempo, de forma más eficiente y mucho más innovadoras.

La recopilación y análisis de datos “Big Data”, nos está dando la posibilidad de identificar las necesidades del mercado, antes de que el propio usuario las conozca, esta anticipación al mercado, está convirtiendo a muchas Proptech y sus datos en el nuevo “ElDorado”. Publicaciones como TheEconomist, este año ya han destacado en sus portadas que el Recurso más valioso del mundo, es el “Big Data”, quienes sepan analizarlo y sobretodo implantarlo, habrán ganado la carrera de la revolución digital del Inmobiliario.

Estas pequeñas y disruptivas nuevas empresas, necesitan coexistir y crecer de la mano de los grandes gigantes del sector, un ciclo apasionante al que podemos aplicar la fábula de la Deusto Business School de “El elefante y la gacela que quieren bailar juntos”. Donde las gacelas son las empresas emergentes y los elefantes las empresas incumbentes, y solo gracias a un trabajo conjunto, las primeras podrán innovar y ser más competitivas y las segundas lograr alcanzar unas altas cotas de escalabilidad. Visto lo visto y citando a Alicia en El País de las Maravillas,“Tenemos que creer en cosas imposibles más a menudo. Sólo así estaremos preparados para cuando se hagan realidad” y el inmobiliario no será la excepción